domingo, 10 de febrero de 2008

RAPACES


A pesar de que algunas especies se hacen mucho de rogar, voy consiguiendo fotografiar y filmar en video bastantes rapaces en Marruecos. Mi cámara no es una maravilla, ni tampoco yo domino mucho el arte y mucho menos el del “digiscoping” (hacer fotos con una cámara digital acoplada a un telescopio terrestre). Aun así, aquí tenéis algunas muestras de lo que todavía se puede ver por aquí. Si abrís la sección que está en esta página web a la derecha, donde pone “álbumes de fotos”, y vais a “rapaces”, podréis verlas. Todas menos la primera son especies que se pueden ver en España y otros países europeos.

La primera, que encabeza también estas palabras, es de un ratonero moro (Buteo rufinus), la especie de ratonero que hay por aquí. Este lo he fotografiado esta misma mañana en el Parque Nacional de Tazzeka, a unos 100 km al este de Fez. Allí hay un cañón espectacular lleno de cuervos, águilas perdiceras, halcones peregrinos (y quizás borníes), colonias de cernícalos primillas, cernícalos vulgares y, probablemente, águilas reales. El ratonero moro, a diferencia del de Europa, anida en cortados rocosos.

La segunda es de un águila real (Aquila chrysaetos), fotografiada hace quince días en Tafraoute, cerca de Agadir. Este bichito y su compañero/a me dieron un espectáculo volando bajo mis pies y poniéndose a copular a pocos metros de mí, todo al borde de una carretera algo concurrida. Son las primeras águilas reales que veo por aquí en dos años, aunque se dice que es un ave todavía común en Marruecos.

La tercera es de un águila perdicera (Hieraaetus fasciatus), en el Parque Nacional de Alhucemas, hace un mes. Aunque este parque es conocido por su gran población reproductora de águilas pescadoras, también alberga águilas reales y perdiceras. A ésta conseguí verla cerca del nido, copulando con su compadre. A los pocos minutos y ya anocheciendo, los chacales se pusieron a celebrar mi éxito a pleno aullido, ¡qué majos!.

La cuarta es de un halcón peregrino (Falco peregrinus), en el lago de Sidi BouGhaba en otoño pasado, una reserva preciosa cercana a Rabat. Es un ave joven, lo que se por el manto achocolatado y el grueso moteado del pecho y el vientre. Realmente sí que arece un halcón peregrino, pero tendré que mirarlo bien porque aquí no hay quien se aclare con las subespecies de peregrino y de halcón de berbería. En la propia ciudad de Rabat también se pueden ver halcones y nadie tiene muy claro sin son unos u otros o ninguno de los dos.

Para acabar, un video regulín pero chulo: un águila pescadora (Pandion haliaetus) comiéndose un pez en la desembocadura del río Souss en el Parque Nacional de Souss-Massa, en Agadir. Este es el sitio famoso –para los pajareros- por las colonias de ibis eremitas, pero hay un montón más de bichos interesantes. Es posible incluso que haya algún halcón de Eleonor por ahí criando sin que todavía lo sepa nadie.

Me quedan más, las iré buscando y poniendo a disposición del respetable. Saludos.

1 comentario:

Ricardo dijo...

Cojonudas. El ratonero es bestial (ahora, con el calentamiento, ese bicho se va a venir pal norte, ya verás) y el surtido de águilas que nos ofreces, impresionante. Siga Vd colgando fotos, y dándonos envidia malsana, y a ver cuando haces una entrada de pajarillos.

Abrazos
Ricardo